RSS

Archivos Mensuales: abril 2011

“El cambio en Cuba es más económico que político”

Jennifer McCoy, directora del Centro Carter para Latinoamérica

Jennifer McCoy, del Centro Carter 

La directora para Latinoamérica entrevistada en Atlanta, habla aquí sobre la visita a Cuba, las elecciones peruanas, las revueltas árabes y lo que ocurre en Venezuela.

Carlos Subero

 

Atlanta, Georgia. 20 de abril. Jennifer McCoy es directora de Centro Carter, Atlanta. Se encarga del área de Latinoamérica de esta ONG internacional que tiene el aval de haber recibido un premio Nobel de la Paz en la persona de su creador. James Carter suele meterse en algunos casos y países en donde no todos entienden su trabajo independiente. En menos de 8 meses ha visitado oficialmente dos de los contados países comunistas que restan en el mundo: Corea del Norte y Cuba. Del primero se trajo a un preso norteamericano que le fue entregado al ex presidente después de varios meses. Desde Cuba conoció el caso de Alan Gross, preso norteamericano de varios meses atrás en la isla caribeña, acusado de actividades conspirativas.

El Centro Carter se ubica zona céntrica pero muy acogedora de la ciudad. Es una gran instalación donde incluso funciona un museo donde se refrescan aspectos importantes e interesantes del gobierno de Carter (1977-80). McCoy recibe al periodista en su oficina, llena de papeles que sugieren  amplia actividad en todo lo relacionado con América Latina.

-Lo primero que me llama la atención es este libro que usted le hizo el prólogo: The Cubans.

-Sí, eso fue hace un año, libro de fotografía de un fotógrafo que ha viajado muchas veces a Cuba. Hay fotos bellísimas allí.

Usted acaba de regresar de una visita a la isla con el presidente Carter, quien fue invitado por el gobierno. ¿Puede decirnos alguna impresión introductoria sobre eso?

-Tenemos interés en dos cosas. Ha sido una meta del presidente Carter a partir de su gobierno 1977-80 normalizar las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, él lo intentó durante su administración pero no pudo completarlo. Entonces ha sido su interés y queríamos hablar con el presidente Raúl Castro y conocerlo para ver cómo ve esas posibilidades. También para conocer los cambios que ocurren dentro de Cuba. Esta semana hacen su congreso del partido Comunista, el primero en 14 años y están aprobando unos cambios fundamentales para Cuba. Esto es para abrir la economía sobre todo en el sector de empresas pequeñas. Mucha gente saldrá de los empleos del gobierno para tener su propia empresa pequeña. La economía seguirá teniendo carácter socialista pero será mixto, También el presidente Castro ha anunciado su interés de poner límites a los mandatos de los funcionarios oficiales, desde el Presidente, 10 años, dos períodos de 5 años, incluyendo el Presidente. Antes no tenían ningún límite.

He leído que el presidente Carter está de acuerdo con el No bloqueo a Cuba, no a la prohibición de viajes de estadounidenses a Cuba y de cubanos fuera del país, resolver problemas financieros establecidos por leyes de EUA, libertad para Alan Gross y también para los 5 Cubanos presos en Florida, el presidente Carter habló a favor de libertad de expresión para Cuba y relaciones completas entre Cuba y EUA, y al parecer Raúl Castro comentó que estaba de acuerdo con todo lo que había dicho Carter.

-Efectivamente dijo a la salida de nosotros que estaba de acuerdo con todo lo que había dicho el presidente Carter en su rueda de prensa.

Han pasado días después de eso. Ustedes sienten que hay una perspectiva de cambio real en Cuba?

-Lo que percibimos un cambio económico muy importante. Para los cambios políticos y de derechos humanos todavía falta y tenemos que ver. Me parece importante el anuncio de límites de mandato, pero existen limitaciones en libertad de expresión, de reunión, y de viajar y mudarse. Falta eso.

Usted diría que Cuba está intentando ir hacia lo que es Venezuela actualmente?

-Ja ja. Eso es interesante porque en Venezuela siempre están preguntando si el país va hacia Cuba.

Lo digo de esa forma

-Preguntamos a ellos qué piensan sobre el modelo chino, porque esa es una economía cada día más capitalista pero que sigue con el partido comunista y partido único en su modelo político. Ellos nos dijeron que quieren desarrollar su propio modelo, no exactamente chino ni de nadie más. Quieren evitar concentración de ingreso y concentración de propiedad. Están tratando de manejar estas reformas económicas y apertura del sistema económico para al mismo tiempo prevenir la concentración.

Hace unos años escuché a Raúl Castro desde Brasil proponiendo que los presos cubanos de 2003 los liberaban a todos, y que se fueran con sus familias, y que les devolvieran a los 5 cubanos juzgados en Florida. Entonces, ¿no está detrás de esta visita la idea de entablar una negociación política para que el señor Gross obtenga su libertad y también de estos 5 cubanos?

-No. Como dijo el presidente Carter esos son 2 casos completamente separados. Los de los 5 cubanos han pasado a través de todo el sistema judicial en EUA. Lo único que falta para ellos es un indulto ejecutivo. Los cubanos han tenido 12 años en EUA. En octubre van a llegar a la libertad monitoreada.

Pero deben permanecer aquí, no?.

-La regla es libertad supervisada. Ellos van cumpliendo sus sentencias. Alan Gross está empezando la suya. Todavía tiene un recurso en la Corte y cuando termine esto tiene posibilidad de recibir un indulto en Cuba.

Según lo que ha dicho usted, ambos dependerán de una clemencia, un indulto posible. Preguntaba si detrás de esto no había intención de negociar eso.

-El Presidente Castro dijo que son dos casos apartes.

Tunez, Egipto, Libia, Yemen, Siria, Jordania. Ha habido ejemplos de la revuelta para el cambio político, y todo ha ocurrido en un trimestre. Ustedes han tenido presencia en algunos de estos países. ¿Qué visión tienen acerca de este fenómeno?

-Todo el mundo ha sido una sorpresa grandísima. Ni los politólogos ni los políticos predijeron esto. Pero las condiciones ya estaban, la gente no se sentía satisfecha con sus gobiernos, con la falta de libertad y algunos problemas económicos. Querían más libertad había condiciones para una rebelión… al mismo tiempo, los gobiernos parecían más o menos fuertes y no había un desafío ciudadano, pero el hecho catalizador de todo fue un individuo en Túnez que se cansó de su vida, se sintió maltratado por un oficial de policía y se inmoló. Esto sirvió para catalizar en Túnez la movilización de la gente, que llego a la calle voluntariamente, sin organización, para demandar un cambio fundamental al gobierno. Después se vio ayudado por todo esto de los celulares, twitter y se pasó a los otros países, sobre todo a Egipto. Era un movimiento de juventud de todas las clases, de la población al final. Esta Primavera Árabe creo que es una manifestación del poder de las redes sociales, pero también de las poblaciones, cuando tiene estas quejas profundas por sus vidas y se sienten maltratados por años y sin oportunidades, que tiene  la fe y el coraje para ir a protestar porque en muchos países es peligroso hacerlo, porque puedes ser detenido y hasta muerto. No sabemos a dónde va a terminar esto. Hubo una demanda muy fuerte para democracia, en términos de elecciones competitivas, libertad de expresión y en términos económicos, empleo y oportunidades, y para evitar la corrupción. Hay todas esas demandas, y no sabemos cómo van a resultar todos esos nuevos gobiernos. Eso todavía está en marcha. Hay una incertidumbre grandísima.

-¿Coincidiría en que había autoritarismo en cada uno de esos casos?.

-Sí.

La lucha por el centro político

Vamos a América Latina. En elecciones en Perú y Haití hubo mujeres involucradas. Keiko Fujimori llegó segunda y va a segunda vuelta y Manigat perdió en segunda vuelta. Veo que tienen en sus programas desarrollo de igualdad de género. Cómo analizan ustedes ese fenómeno tomando en cuenta que el año pasado 9 mujeres tomaron el poder en el mundo?.

-Creo que América Latina hemos visto el mayor progreso de todo el mundo en términos de mujeres llegando al poder, con Cristina Fernández, Michele Bachelet y ahora con estas candidatas. Pero al mismo tiempo, Bachelet tuvo un esfuerzo en términos de género fueron importantes  ahora está en una oficina nueva en la ONU. Díria que en los casos de Perú y Haití, los programas de equidad de género no eran los más importantes de sus campañas; en realidad las campañas fueron más personalistas. Keiko tiene que ver más con su apellido y también Manigat con su esposo ex mandatario. No quiere decir que no hayan trabajado, Cristina Fernández tenía su propia carrera política como senadora, Bachelet es muy independiente, tenía a su padre que fue ministro de defensa. Es muy importante, Latinoamérica está mostrando al mundo que las mujeres pueden llegar al poder con su propia poder, pero creo que todavía falta mucho para llegar a la equidad de género en términos de derechos jurídicos, de prevenir la violencia domestica. En asegurar la equidad en la educación, aunque ha mejorado mucho en América Latina, en equidad de sueldos. También aquí ocurre en EUA.

Parece que aquí en EUA no pueden exaltar mucho la equidad de género en la política.

-No tenemos representación equitativa en términos políticos.

Justamente en estos días falleció la primera aspirante a vicepresidente de Walter Mondale…

-Geraldine Ferraro.

En Perú, el Centro Carter tuvo un trabajo importante en el año 2000 manteniendo una posición en algo del proceso electoral no claro, y se logró que Fujimori redujera su lapso de mandato. En la elección de abril 2011, se vio como 5 candidatos en pareja votación quedaron los 2 que estaban en los extremos (Ollanta Humala y Keiko Fujimori). Cómo analiza o que está pasando en Perú ahora?

-Siempre Perú ha sido fascinante para tratar de entender lo que está pasando políticamente en el país. Yo diría que en este caso, el centro se dividió entre 3. Si ellos se hubiesen unificado hubieran tenido mucho más chance, pero se dividieron y quedaron los extremos. También esos extremos que habían sido vistos como más extremistas en el pasado, se moderaron mucho…Humala lo hizo mucho, y Keiko un poco, pero todavía con su persona tiene su compromiso de indulto a su padre y eso es muy controversial.

Centro Carter en Venezuela

Hablemos de Venezuela. Tienen ustedes un programa allá con el periodismo.

-A partir de nuestra participación en 2002 y hasta 2004, hemos visto que los medios de comunicación tuvieron un papel más político, los partidos casi estaban desaparecidos y estas organizaciones de la sociedad civil, ONG, sindicatos empresarios y lo medios. Vimos que en otros países los medios de comunicación tienen un papel fundamental en la democracia para dar la información, casi contradicción en competencia entre su papel público y a organización privada como un interés privado, de ser una empresa. También a los medios del estado, pagados por los impuestos, tienen su función de dar información el público, pero muchas veces los gobiernos lo usan como su propia voz para dar su propaganda. Queríamos ver que todavía sigue la polarización en la sociedad. Como podríamos ver si los medios cumplan su papel de dar la información de manera profesional y objetivos a la población para que pueda ejercer sus derechos cívicos de escoger sus opciones. Queremos contribuir a esta posibilidad y ofrecer seminarios y talleres a todos e invitar a todos lados del periodismo porque vimos que falta la comunicación entre un sector chavista y otro antichavista; queremos ofrecer espacios donde puedan llegar los periodistas de cualquier medio para debatir los temas fundamentales de su profesión, y buscar cómo mejorarlo. Hemos tenido una experiencia muy positiva, enriquecedora para nosotros también. Hemos llevado varios expertos y varios países. Hablamos ética, periodismo digital hasta la investigación.

-Desde 2004 dejaron este programa. Pero no se han planteado observar más elecciones?

-Es el Consejo Nacional Electoral (CNE) el que ha decidido no invitar a partir de 2006. Si ellos deciden cambiar para 2012 lo consideraríamos.

-¿Cómo le parece a usted el hecho de que el CNE no invite a los europeos, o de EUA o ONG como el Centro Carter?

-La observación internacional es un fenómeno interesante. Tiene dos papeles. Uno en los países donde hay una falta de confianza entre los partidos o la oposición y el gobierno, la observación internacional puede servir como un observador imparcial sobre las reglas del juego y como buscar el cumplimento de las reglas para incrementar la confianza en el proceso. El otro papel es internacional para atestiguar e informar a la comunidad internacional cómo fue el proceso. Hay países donde no hay una falta de confianza, conflictos, pero que siguen invitando a observadores para que informen a la comunidad internacional, como hace Costa Rica. Me han dicho que el CNE decidió no invitar más a la observación internacional porque ya hay confianza entre los venezolanos en el proceso electoral, entonces no necesitan la observación internacional. Eso en el sentido del primer papel que expliqué.

-¿Y usted cree que ya hay esa confianza?

-Me parece que hay confianza en el sistema propio de la votación. El día de la votación, las máquinas con los mecanismos acordados con los partidos. Eso ha sido muy importante. Las auditorias, las pruebas antes y después han aumentado en términos importantes la confianza en el mecanismo de la votación. Lo que falta es la equidad en la campaña, en los recursos, en el acceso de los medios o la cobertura, los recursos financieros, eso ha sido cuestionado por algunos partidos, todavía hace falta la confianza en esto. También existen inhabilitaciones de candidatos, hay cuestiones que quedan sobre eso en algunos sectores y han dicho algunos que hay cuestiones sobre el padrón electoral.

¿En Venezuela por el referéndum de 2004 he constatado que hay algunos sectores que no quedaron satisfechos con la actuación del Centro Carter. Creo que la posición de ustedes fue decisiva para que el mundo se formara una opinión de lo ocurrido, más allá de lo que dijo el CNE, la OEA y Centro Carter fueron vitales; pero hubo descontento en ciertos sectores. ¿Cómo manejan ustedes esos sentimientos?

-Lo que hacemos es divulgar nuestro trabajo, para usar la transparencia, explicar junto a la OEA los controles hechos, las investigaciones sobre quejas recibidas, las cuestiones estadísticas; buscamos expertos en estadística aquí en EUA para revisar esos estudios, y todos nos dijeron que no encontraron evidencia de fraude en las máquinas de votación. Entonces hemos reportado esto, están en nuestra pagina web esos informes, claro que eso depende de las personas en Venezuela, hay varios puntos de vista, algunos lo aceptan y algunos no. Solamente podemos ofrecer la base de nuestro análisis.

Finalmente, ¿quisiera comentar algo adicional a lo que hemos hablado aquí?

-Si podemos pensar más en lo que está pasando en el mundo entre los Estados Unidos y Latinoamérica, y que me gustaría que entiendan  en Venezuela y América Latina. En este mundo donde estamos saliendo de una crisis financiera importante, para que todos entiendan que aquí dentro de EUA hay miedo, incertidumbre, inseguridad de la gente también que lo ponen más parroquial, nacionalista y menos abierto. Por esto llegan todos los debates sobre la emigración en EUA. Hay falta de empleo, se busca más exportación. Hay debate sobre el papel del estado en el gobierno y en la economía. Compartimos eso (que hay también) en América Latina. Vamos a ver este año que viene proyectos de cambios fundamentales sobre los programas sociales para reducir el presupuesto y cambiar el papel del gobierno en le economía. Hay que entender esto en América Latina. EUA está pasando un momento de debate fuerte, incertidumbre  cuando ven como trata EUA a Latinoamérica hay que entender lo que está pasando dentro de los Estados Unidos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 abril 2011 en Uncategorized