RSS

El Gobierno tiene la opción de negociar

28 Sep

Que no me digan que los estudiantes no son políticos.

¿Y quienes hicieron tambalear a De Gaulle en mayo del 68?

Cuando detuvieron al joven Julio César Rivas comenté que el Gobierno de Chávez quería hacernos creer que él era como Daniel Cohn-Bendit, el “Danny el Rojo” del mayo francés, un duro agitador e  instigador de aquellos hechos, quien hoy es eurodiputado abrigado de un partido verde. Entrevistado por J. P. Sartre, El Rojo admitía entonces que la intención era que el gobierno cayera.

Pero este muchacho Rivas, quien hizo mover al jefe del CICPC para su detención en Valencia, aunque muy activo, es sólo uno más de quienes se animan a manifestar, y al menos todavía no han dicho nada parecido.

Pero lo que no es explicable es por qué el Gobierno actúa como si en realidad se hubieran producido motines serios en las ciudades, cuando lo que había habido el 22 de agosto fueron protestas normales y escarceos típicos entre policías y manifestantes. Ni siquiera la manifestación del 22 de agosto y posteriores se acercaban a las multitudinarias realizadas por la oposición en los años 2002 y 2003 en Caracas.

Asesorado probablemente por militares venezolanos o expertos cubanos que no entienden sobre el vocablo Libertad, el Gobierno solito se ha metido en un lío, al poner preso al prefecto de Caracas, a los 11 trabajadores de la alcaldía mayor y a Rivas.

Estos jóvenes estudiantes, en ayuno desde hace varios días, no son los sin oficio con cachucha que se apostaron una vez en la Plaza Francia, de Caracas (y de la cual hubieron de salir cabizbajos), sino que poseen, por una parte, una frescura en sus intenciones, que es capaz de captar la simpatía de la población.

Por otro lado, poseen una cosa típica de su edad cuando sólo hay que darles una razón que crean justa para que ellos ofrezcan hasta la vida.

El Gobierno los desafió, y estos jóvenes -con su huelga de hambre- lo han hecho retroceder para la puesta en libertad de Rivas.

Y ahora van por más.

¿Hasta dónde serán capaces de llegar los estudiantes?

¿Qué hará el Gobierno ante la petición de permitir la visita de inspección de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)?

¿Está dispuesto como lo hizo Margaret Thatcher, quien dejó morir de hambre al parlamentario Bobby Sands y sus acompañantes del IRA en la prisión Long Kesh mientras pedían status de presos políticos?

Por lo pronto, los jóvenes están siendo cuidados por médicos, y no se parece mucho a lo de Sands.

Este forcejeo deberá resolverse pronto, si hay suerte.

Será interesante observarlo.

Pero en todo caso quedará claro que todo ha sido por la torpeza gubernamental al intentar sancionar el deseo de expresarse de grupos ciudadanos, y por ello, con su poder, tiene la opción de negociar la libertad de los manifestantes.

Aunque lo admito: no es su costumbre.

Cuando se tiene esa edad, lo que se requiere es una causa

Cuando se tiene esa edad, lo que se requiere es una causa

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 28 septiembre 2009 en Uncategorized

 

Una respuesta a “El Gobierno tiene la opción de negociar

  1. marta salazar

    29 septiembre 2009 at 9:07 am

    sólo como dato… la semana pasada salió una declaración de Daniel Cohn-Bendit y otros sobre Georgia y sobre Rusia, digna de ser leída… está en mi blog, un abrazo!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: